Categorías
Cine

El Árbol de la Vida de Malick

Pocas veces forma y contenido sobresalen con tanta intensidad como en esta película. Son tantas las virtudes del Árbol de la Vida que estas eclipsan a sus defectos (que los tiene); pero sin duda es mucho mejor quedarnos con lo positivo, con lo que la película nos ofrece, con lo que es capaz de hacernos sentir. De la misma manera que uno puede sublimarse ante la Capilla Sixtina sin ser creyente, o ante una canción con la letra en un idioma que no entiende, es posible apropiarse y sobrecogerse por las imagenes de Malick si uno tiene la mente abierta y se deja llevar, a pesar de no compartir o no llegar a comprender en su totalidad el concepto que se nos presenta. Una película imprescindible que de no existir habría que inventarla.