Hace 8 años

Sentidos expandidos (I)

Este es el primero de algunos posts, en torno a la exploración de un tema común: los sentidos expandidos. ¿De que manera la tecnología puede ayudarnos a expandir nuestros sentidos?, ¿qué aplicaciones artísticas y creativas puede tener esta expansión sensorial?, ¿que consecuencias puede tener en la percepción de lo que entendemos por realidad?, ¿somos la última generación de seres humanos completamente biológicos?, ¿estamos encaminados hacia una inexorable evolución cibernética?.

I. DEL CASO DEL PINTOR CIEGO AL COLOR AL PINTOR QUE OYE COLORES:

En uno de los capítulos escritos por el doctor Oliver Sacks en su libro “Un antropólogo en marte: siete relatos paradójicos”, el neurólogo que ya nos contara la historia del hombre que confundió a su mujer con un sombrero, nos muestra el fascinante caso del señor I., artista de profesión, que a sus 65 años, tras un accidente, pierde toda capacidad de percibir el color: “Mi perro marrón es gris oscuro. El zumo de tomate es negro. La televisión en color es un batiburrillo“, se lamentaba el señor I.

Este primer post esta dedicado a Neil Harbisson, un joven de 28 años nacido y crecido en Mataró (Barcelona), aunque como su nombre hace sospechar, también tiene vínculos anglo-sajones. El caso de Neil es tremendamente similar al del señor I., y fue a través del cual comencé a interesarme por la posibilidad de expandir nuestros sentidos. Neil nació con una enfermedad conocida como acromatopsia, también llamada monocromatismo. Se trata de una anomalía genética que altera los conos oculares, células fotorreceptoras de la retina sensibles al color. En otras palabras, Neil solo es capaz de percibir el mundo en blanco y negro.

Todo podría haberse quedado en esta interesante curiosidad médica, como en el caso del señor I., pero Neil ha ido más allá. Él afirma, que aunque no seamos conscientes, vivimos en una sociedad culturalmente obsesionada con el color, al cual hacemos constante referencia en conversaciones o textos escritos. “El hecho de nacer con acromatopsia me ha hecho obsesionarme con la existencia del color; ser consciente de que existe algo que no puedes ver, te hace obsesionarte” afirma Neil. Aunque lo cierto es que carecer de percepción del color también tine sus ventajas. Neil, como el señor I., es capaz de percibir ciertas texturas, contrastes o estructuras visuales, ante las cuales los demás somos insensibles, eclipsados por la hegemonía cromática. Sin embargo, su obsesión por el color, llevó a Neil hasta Adam Montandon, un licenciado en cibernética de la Universidad de Plymouth, y juntos trabajaron en la creación del Eyeborg, un sistema cibernético que Neil se instala en la cabeza para poder percibir los colores a través de sonidos.

Como el propio Neil explica incansablemente a todo aquel que le pregunte: “los colores son frecuencias de luz, que yo percibo como frecuencias de sonido. Es una manera objetiva de percibir el color. La frecuencia del color es muy alta, imposible de ser escuchada por el oído humano, por lo que se coge la escala de colores y se pasa a una escala audible“. De esta manera, Neil es capaz de percibir todos los aspectos del color: su luminosidad a través de la luz que él mismo ve, el tono del color a través de notas auditivas, y su saturación a través del volumen del sonido. El siguiente paso en el que están trabajando es construir un chip más portátil y que además le permita percibir el ultravioleta y el infrarrojo, superando así la visión humana.

Neil se ha convertido en el primer cyborg (o como él prefiere llamarse, eyeborg) de la historia, pues ha conseguido que el gobierno de Inglaterra le reconozca oficialmente su cámara (con la que sale en el documento de identidad), como una parte más de su cuerpo.

Por si todo esto no fuera suficientemente interesante, Neil es además pintor y músico. Utiliza su nuevo sentido, la “sonocromatopsia”, para crear y experimentar artísticamente. “Mi pintura es sono-cromática. Para mi pintar es componer música. Los dos campos se han unido. El color es sonido, y el sonido es color“. El filósofo José Jimenez, en su libro “Teoría del arte”, decía que: “Curiosamente, es a través de la alta tecnología como se ha alcanzado el umbral de uno de los sueños fisicalistas o corporales más intensos de la tradición artística de Occidente: la sinestesia, la intercomunicación o integración de los sentidos“. Sin embargo Neil explica que “sinestesia” no define con precisión su estado, porque en la sinestesia la relación entre el color y el sonido varía dependiendo de cada persona, mientras que la “sonocromatopsia” es un extra sentido que relaciona el color y el sonido de forma objetiva.

De esta manera, Neil puede pinta cuadros a partir de sonidos, los cuales percibe como colores: “Hago cuadros a partir de la música. Los colores de Beethoven son muy pop; Mozart, que es un compositor muy amarillo, si fuera pintor sería Van Gogh. Y Joan Miró se ha convertido para mí en un gran compositor, sus cuadros suenan muy bien“. Tiene también un proyecto consistente en pintar los sonidos que destacan en diferentes ciudades europeas.

Izquierda: “4´33¨ de John Cage”, (cómicamente parece un Frank Stella).
Derecha: “La primavera de Vivaldi”.

Pero Neil también puede realizar el camino inverso y reflejar como “suena” un determinado color, un paisaje cualquiera, o el rostro de una persona, como hace en sus interesantes “retratos sonoros”:

También realiza performances, obras de teatro como “el sonido del naranjo” (donde el público experimenta lo que es un mundo sono-cromático) y fotografías. Incluso está trabajando en el mundo de la cocina, permitiendo que podamos “comernos” nuestra canción favorita. Las aplicaciones creativas de la sonocromatopsia parecen infinitas.

Neil ha creado la “fundación cyborg”, para desarrollar dispositivos que cualquiera pueda usar para extender sus sentidos (quiere distribuir libremente el software del ojo). “El ser humano está destinado a convertirse en Cyborg, usamos tecnología constantemente, el proximo paso es implantarnosla en el propio cuerpo” afirma Neil.

¿Os imaginais las posibilidades?

Extra:

Cómo funciona el eyeborg:

Enlaces:

Página web de Neil Harbisson

Página web del proceso de creación del eyeborg

Información sobre la fundación cyborg

Articulo en la wikipedia sobre Neil Harbisson

Entrevista a Neil Harbisson

Articulo en el País sobre Neil Harbisson

Oliver Sacks – “El caso del pintor ciego al color”

Jorge Dueñas Villamiel

Diseñador digital e historiador del arte. Pensando en imágenes desde 1984.