Categorías
Exposiciones

Rotundo Sierra

Mientras media España se vuelca por el triunfo en la Eurocopa, la economía sigue sin darnos un respiro. Cual quijotesca nación parecemos preferir un satisfactorio idealismo autoinducido al choque con la más duras de las realidades. Mirar para otro lado, ser positivos o exagerar el triunfo de un partido de fútbol como si fuera a solucionarnos nuestros problemas de empleo o hipoteca parece formar parte de nuestra idiosincrasia nacional. «Hemos venido a emborracharnos, el rescate nos da igual» cantaba anoche un aficionado por las calles de Madrid.

En muchas ocasiones, el arte ha servido como forma de escape, como alternativa fantástica a terribles realidades. Sin embargo, con la dispersión mediática actual, con el embotamiento generalizado, seguramente el papel que mejor puede representar ahora mismo el arte y los artistas es el de hacernos despertar, obligarnos a mirar ante lo que giramos la cabeza, forzarnos a posicionarnos, a tomar opinión y responsabilidad ante el caos que nos rodea. Motivarnos para reaccionar.

En este sentido, siempre me ha parecido que Santiago Sierra es uno de los artistas más contundentes y efectivos. Criticado por muchos por su carácter provocativo, en mi opinión sus obras trascienden lo meramente polémico. Al margen de la dureza de la mayoría de ellas, tampoco escapan a la poética, e incluso a la belleza estética. Son obras comprometidas, políticas (con todo la problemática que ello conlleva), pero no son manifiestos explícitamente ideológicos, sino puros artefactos visuales, obras de arte que plantean la cuestión, visibilizan lo invisible, dan forma al pensamiento generalizado y lanzan el problema al aire, no sin cierta ambigüedad interpretativa. Esto es lo que más admiro de Sierra, no utiliza el arte para hacer política como otros artistas, sino que crea obras de arte políticas. El matiz es importante, pues las obras de Sierra son explícitas, tautológicas, no requieren de un manifiesto que las explique, y son interpretables, tanto desde una perspectiva política, como histórico-artística.

El viernes, en plena cumbre de líderes europeos por decidir el futuro de la unión y cuando los nervios por el final de la Eurocopa acosaban a muchos, Santiago Sierra «quemó» el futuro en Valencia.  En un solar de El Cabanyal, una simbólica escultura de madera de 17 metros denominada Future (similar en forma a los icónicos «No» del artista) ardía por mano de Sierra, el artista fallero Manolo Martín y el comisario Rafa Tormo, de Perifèries. ¿El motivo? protestar contra el plan municipal de prolongar la avenida de Blasco Ibáñez por mitad del área, declarada Bien de Interés cultural. “Pagan siempre los mismos, sin capacidad de decidir sobre sus vidas. Las decisiones las toman los poderosos”, señaló Rafa Tormo. Una indignación particular, pero la obra bien podría representar una preocupante sensación universal, el temor de que los caciquistas planes de austeridad a los que nos arrastran nuestros líderes acaben por pasarnos factura en un futuro no muy lejano. Sin ir más lejos, poco después de la acción de Sierra, que se retransmitió en directo por Internet, un enorme incendio comenzaba a extenderse en la misma comunidad Valenciana. Un enorme desastre ecológico casi sin precedentes en nuestro país, cuya magnitud (según muchos) es consecuencia de los recortes en los fondos de protección de incendios de dicha comunidad. Un Santiago Sierra profético y tan contundente como siempre, difícil de ignorar.

5 respuestas a «Rotundo Sierra»

muy acertados tus comentarios y gracias por la lectura… a menudo en estos lares de conflicto permanente parece que solo nos queda que acusarnosentre nosostros de integridad mortal mientras los egemonicos siguen a lo suyo…

lo dicho gracias

Y tan rotundo!!!! Si Sierra es un «Profético» y cito textualmente el texto, ya podría haber avisado a los bomberos joder!!!
Que bueno el texto, no tiene desperdicio. (no requieren de un manifiesto que las explique) ¿entonces para que escriben este texto?

¿El motivo? protestar contra el plan municipal de prolongar la avenida de Blasco Ibáñez por mitad del área, declarada Bien de Interés cultural.

La Respuesta está por llegar!!!!

PRESENTE.

http://www.europapress.es/comunitat-valenciana/noticia-audiencia-nacional-avala-orden-suspende-derribos-cabanyal-20120705192515.html

YES, WE CAN!!

Jeje, tienes razón, pero lo que digo es que las obras de Sierra son explícitas, hablan por sí mismas, lo que no quiere decir que Sierra no las explique y las justifique, pero en mi opinión eso es innecesario. Me alegro de la noticia que das, yes we can. 🙂

Me quedo sin palabras ante tanta «Sin razón» en este País, cantando el nacionalismo al ritmo de una canción rusa, y levantando banderas made in China, y a esto le llaman España.
Entiendo el acto de protesta, el arte siempre fué y será ( el presente es futuro constantemente) un medio de expresión de la rebelión.
Ojalá valga para algo, aunque estoy segura de «Autismo» de nuestros políticos… puaf.

Responder a Juana Romero Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.