Hace 5 años

‘Penny dreadful’ ¿Quién quiere ser normal?

To be different, to be powerful… is that not a divine gift?
-Dorian Gray

En la mitología clásica los monstruos servían para definir lo que somos los humanos, por exclusión. Los minotauros, arpías, centauros y demás bestias abominables hacían de frontera, de límite con la sociedad civilizada. Pero este es un arma de doble filo, ya que si nos fijamos en lo abominable para saber a lo que no queremos parecernos, también corremos el riesgo de vernos reflejados.

Este es el concepto sobre el que trabaja Penny Dreadful, serie que rescata y reúne a célebres monstruos decimononicos desde un enfoque completamente introspectivo. El Dr. Frankenstein, el Hombre Lobo o Dorian Gray personifican cualidades humanas que todos llevamos dentro, reflejan nuestro lado más oscuro. La serie plantea que es precisamente en ese perverso secreto donde se esconde nuestro verdadero talento, lo que nos hace únicos y diferentes, regalo y maldición al mismo tiempo.

Así, cuando al final de la primera temporada Vanessa Ives acude a un sacerdote pidiendo que le practique un exorcismo para sacar la esencia demoniaca que le destroza por dentro, este responde con una esencial pregunta final:

Do you really want to be normal?

A pesar de los altibajos que pueda tener la serie, el acierto con la construcción de sus protagonistas es innegable, como el magnífico y existencialista Frankenstein o el hechizante hedonista Dorian Gray. Habría sido muy fácil estereotipar a personajes tan arquetípicos de la cultura moderna, pero en vez de eso Penny Dreadful se sumerge en cada uno de ellos, dotándolos de cierta complejidad emocional, evidenciando la angustia que les supone amar y odiar al mismo tiempo lo que les hace diferentes y buscando que, en algún nivel, los espectadores nos sintamos reflejados.

Penny Dreadful nos cuenta, como también lo hace The Walking Dead, que los monstruos en realidad somos nosotros:

Jorge Dueñas Villamiel

Diseñador digital e historiador del arte. Pensando en imágenes desde 1984.