Categorías
Exposiciones

Inconformismo estetizado

Exposición: “Delinquere”
Artista:  Cristina Lucas
Lugar: Juana de Aizpuru
Fecha: Hasta el 25 de Marzo de 2012.


Existe la creencia generalizada de que la gente cumple la ley solo por miedo al castigo que le sería impuesto de no hacerlo. Esta visión hobbiana del egoísmo humano como algo natural, como algo que debemos corregir a través de la fuerza de la autoridad, es cierta en algunos niveles. En España por ejemplo, donde la picaresca es parte de nuestra idiosincrasia nacional, tenemos cierta tendencia a la laxitud moral a pequeña escala si nadie nos está mirando (sobre todo entre las esferas políticas). Sin embargo, lo cierto es que la mayoría de la gente cumple normalmente con la ley; y no por convencimiento ni por miedo, sino, como afirma el filósofo Javier Gomá, por mera costumbre.

También Tocqueville escribía «Las costumbres, forman el único poder resistente y duradero del pueblo». De ahí que las leyes que no se apoyan en costumbres sociales sean vacilantes y poco efectivas. Una costumbre generalizada, como descargar música de Internet, o poner las luces de emergencia en el coche para dejarlo en doble fila, acaba imponiéndose como realidad inamovible, manteniendo al sujeto contemporáneo en un desafío involuntario constante con la legalidad. Otra cosa distinta es el cuestionamiento o el enfrentamiento directo con la autoridad, no infringiendo pequeñas normativas excusándonos en costumbres, sino rompiendo normas con la firme voluntad de hacerlo. Esta provocación consciente no está al alcance de todos, solo de aquellos con un espíritu rebelde e inconformista, aquellos cuya personalidad se materializa a través de la necesidad constante de trasgresión. El siglo XIX vio nacer a este sujeto que antepone su placer personal al bienestar general, y quizás como una reacción contraria al desarrollo inquisitivo capitalista. A lo largo del siglo XX la actitud del joven subversivo se ha acabado convirtiendo en un tópico idealizado, y en muchas ocasiones en una mera pose estética de movimientos underground.

La exposición que Cristina Lucas presenta en la galería Juana de Aizpuru lleva por título Delinquere, palabra latina para referirse al acto de apartarse del sendero señalado por la ley. El centro de la muestra es una pieza de vídeo en la cual la artista decide someterse voluntariamente a un castigo medieval que consiste en emplumar a una mujer, cortarle el pelo, exibirla públicamente para desintegrar sus vínculos sociales y desterrarla de la ciudad. La exclusión social de los artistas es un concepto recurrerente desde que Platón expulsara a los poetas más allá de los muros de su República. Sin embargo, Cristina Lucas no solo se somete al destierro voluntariamente, sino que realiza este acto antisocial desde una perspectiva poética y romántica, como evidencian las escenas en el bosque inspiradas en los lienzos Fiedrich, y el propio título de la obra: «Hacia lo salvaje», que al igual que la película dirigida por Sean Penn  de mismo nombre, es un intento frustrado de volver a una arcadia pre-civilizatoria donde el hombre pueda tener una relación más directa con la naturaleza.

El resto de la exposición lo componen fotografías agrupadas en varias series. «Desnudos en el Museo» es la más provocativa; se trata de una serie de retratos de personas desnudas en una institución museística, desafiando la legalidad y enfrentándose físicamente a los desnudos retratados en los lienzos colgados en las pinacotecas. La artista enfrenta así el tabú social del desnudo real frente a la aceptación del desnudo representado a través del arte, olvidándose quizás de que la performance que realiza tampoco es percibida como un acto real, sino tamizado bajo el velo de lo artístico. Pero no culpemos de ello a la artista, cuya muestra es por otro lado bastante recomendable. El problema radica en el propio acto de representación artística, que convierte todo intento de subversión (política, social, institucional…) en un mero simulacro de inconformismo estetizado.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.