Categorías
Arte

Arte digital: La forma sobre el contenido

“La pintura será cibernética… o no será”

Me sorprende leer esta cita pronunciada por el mismísimo Salvador Dalí y que recoge Montaña en su blog. Me sorprende porque a pesar de que han pasado más de treinta años de estas declaraciones y la tecnología es ya nuestro pan de cada día, me da la impresión de que en el mundo del arte seguimos fascinados por un medio innovador que quizás ya no debería serlo tanto.

No soy capaz de imaginar hoy en día una exposición que se anuncie a sí misma como una «muestra de pinturas al oleo» o «esculturas en marmol». En muchos aspectos hemos dejado atrás la parte material de la obra para centrarnos en el contenido teórico. Sin embargo, cuando nos referimos al arte digital tendemos a generalizar, a meter a artistas muy diferentes en el mismo saco tan solo por el medio de expresión que utilizan y a ponderar la innovación técnica por encima del valor simbólico o conceptual de la obra.

Yo mismo no escapo de esta crítica, ya que en muchas ocasiones he hablado de artistas del gif, o artistas de código, sin profundizar en el contenido de las obras con el mismo rigor que lo haría ante obras creadas con medios analógicos.

Creo que ya es hora de superar el hype, dejar de considerar novedad el medio digital y dejar de ser condescendientes con los artistas de este medio exigiéndoles algo más que espectacularidad técnica. También es hora de que las instituciones artísticas acojan las producciones digitales como algo natural, en necesario diálogo con otras obras y contextos.

Es necesario que el arte digital deje de ser considerado una rareza, un capricho difícil de encontrar en ferias de arte, facultades o museos de arte contemporáneo nacionales, para ser reconocido como lo que es: una de las expresiones estéticas características de nuestro tiempo. Pero eso no quiere decir que todo valga…

«En el arte buscamos ocultar, confundir, hacer preguntas complejas o ambiguas… precisamente porque eso te da paso para una interpretación más subjetiva. El arte, use tecnología o no, debe buscar esa incertidumbre, esa pasión, esa capacidad de cuestionar nuestro entorno. Si no lo tiene, no importa si tiene tecnología o no, es una mierda». Rafael Lozano-Hemmer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.