Hace 8 años

Amarrado a la pata de la mesa

Exposición: Amarrado a la pata de la mesa
Artista: Wilfredo Prieto
Lugar: CA2M (Centro de Arte 2 de Mayo): Avenida de la Constitución, 23 (Mostoles)
Fecha: 2 febrero – 24 abril 2011

Wilfredo Prieto es un joven artista cubano que presenta en el centro de arte 2 de Mayo su primera exposición monográfica. Amarrado a la pata de la mesa es una exposición de contrastes conceptuales y formales. Sorprende ver las diferentes escalas con las que juega el artista, desde una simple cerilla usada sobre el suelo (Estrella muerta) al gran magnolio (Tope) que no llega a caber del todo en la recepción del museo. Prieto cuestiona las dimensiones del espacio museístico, ironiza la espectacularidad de sus obras más grandes con sus pequeños y casi invisibles tesoros altamente conceptualizados. También juega con el espacio aurático de las obras, con frecuentes charcos de diferentes líquidos dispuestos por toda la exposición, los cuales rodeamos como haríamos ante cualquier obra de arte en un museo o ante algún obstáculo de una calle cualquiera. En ambos casos preferimos el rodeo, evitando «mojarnos», ya sea literal o conceptualmente. Incluso podríamos decir políticamente en el caso de algún charco concreto (Cuba libre). Las obras de Wilfredo Prieto son tremendamente irónicas y humorísticas, buscando producir un efecto de complicidad en el espectador al cuestionar el papel del artista-genio y simplificar las ideas a la mínima expresión. Son piezas construidas con objetos cotidianos y que a veces juegan simplemente con la propia literalidad textual (Pan con pan), donde la genialidad y simplicidad de la idea se mezcla con una alta poética visual. En este sentido, la obra de Prieto no dista mucho de la de un humorista gráfico y sus asociaciones (aparentemente) disparatadas de conceptos básicos que crean una ironía desenfadada inicial, pero que dejan en el espectador una carga reflexiva posterior.

Pan con Pan (2010)

Cuba libre (2010)

Es posible que muchos espectadores no dispuestos a realizar el esfuerzo intelectual, o no siendo conscientes de la distorsión minimalista y duchampiana que realiza el artista, se queden en la mera superficialidad de las obras y rechacen la exposición por su alto grado de conceptualidad y ácida ironía. La exposición hace las delicias de aquellos dispuestos a entrar en el juego y cuestionarse su propio papel como espectadores, pero supondrá un tremendo rechazo por los más tradicionales que aun siguen buscando en el arte una experiencia material simple, estética y exclusivamente sensorial.

Politicamente Correcto (2009)

Jorge Dueñas Villamiel

Diseñador digital e historiador del arte. Pensando en imágenes desde 1984.