Hace 5 años

#AfterDark, la exploración espacial llevada al museo

¿Quién no ha soñado alguna vez con colarse por la noche en un museo? Aunque para Ben Stiller la experiencia no fue precisamente gratificante, todos hemos pensando lo genial que sería pasear por las salas del Louvre o el Prado en la oscuridad, sin aglomeraciones y tocandolo todo sin que el guardia de seguridad de turno se acuerde de nuestra familia.

Por desgracia sabemos que, en circustancias normales, las posibilidades de quedarnos solos en un museo tras su cierre son muy escasas. Por suerte la británica Tate nos ha dado recientemente la oportunidad de experimentar algo similar, aunque fuera brevemente y con la pantalla de por medio.

After Dark es el proyecto ganador del concurso IK Prize que otorga el museo anualmente a los participantes que piensen la mejor forma de vincular las obras con los espectadores a través de nuevas tecnologías. Los ganadores, el estudio The Workers, pensaron que era posible recrear la experiencia de la visita nocturna a un museo mediante cuatro robots teledirigidos, muy parecidos a los utilizados en los programas espaciales, provistos de webcams que retransmiten lo que tienen delante en todo momento. Durante unas noches de verano, cualquiera pudo asomarse a la web del museo para ver a estos cuatro visitantes robóticos desplazarse por las salas de la Tate, controlados por otros usuarios desde sus casas, mientras dos historiadores comentaban lo que íbamos viendo en tiempo real, cual partido de fútbol.

La experiencia resultaba hipnótica, no tanto cuando el robot se situaba frente a lienzos, que por la poca luminosidad no se veían demasiado bien, como cuando se acercaban a esculturas, como las del británico Henry Moore. Estas obras en la oscuridad, frente al foco de la linterna, parecían cobrar vida. En vez de visitar un museo con obras maestras de nuestra cultura la sensación era mucho más distante, similar a la que deben sentir los técnicos que exploran la superficie de Marte, o los arqueólogos que, con artilugios similares, descubren tumbas perdidas. Una forma distinta, y magnífica, de aproximarnos a la colección de la Tate con otros ojos.

Os dejo algunas capturas tomadas por mi y un video con el making of del proyecto:

Captura de pantalla 2014-08-13 a la(s) 23.36.40

Captura de pantalla 2014-08-13 a la(s) 23.39.31

Jorge Dueñas Villamiel

Diseñador digital e historiador del arte. Pensando en imágenes desde 1984.